Amor verdadero

Muchos jóvenes se preocupan por encontrar el verdadero amor pero más que buscar el verdadero amor, hay que tener en mente que el verdadero amor no se encuentra al enamorarse, se construye con el tiempo.

El verdadero amor se crea y se desarrolla por medio de la confianza, el respeto, la lealtad y el apoyo de parte de ambos. Una vez el amor verdadero se fortalece no hay viento ni huracán que lo derribe.

Esta clase de amor automáticamente se convierte en un amor maduro que conlleva a la felicidad tan ansiada por la pareja.

Esto no quiere decir que habrá ausencia de problemas en la relacion porque como dice el refrán “No hay árbol por fuerte y grande que sea que no haya sido sacudido por un viento tempestuoso”.

El amor maduro no nace, se construye a través del tiempo de convivencia. El amor que madura es el verdadero, es un amor sin infidelidades de parte de ninguno de los dos, un amor donde los resentimientos, el rencor y el irrespeto están ausentes durante la relación.

Es un amor sincero, que anida cariño, lealtad y muchos deseos de compenetración en cuanto a sentimientos y otros ingredientes que lo fortalezcan.

Muchas veces el amor que no madura, se compara con un fruto que cae del árbol antes de tiempo. Este fruto cae verde y termina secándose con sabor agrio o amargo.

El filósofo y psicólogo Erick Fromm, quien fue muy reconocido en el siglo XX escribió un libro llamado “El Arte de Amar” en el cual el afirma que el amor maduro no es sinonimo de amar al otro porque lo necesitas, sino porque tu necesitas a esa persona en tu vida, entonces lo amas.

Muchos comparan el amor con el vino, entre mas se añeja en el corazón mas sabroso sabe.

APSICAT
Somos tu alternativa.
+52 (55) 4149 8791
contacto {arroba} apsicat.com

Te gusta este contenido?

Compartelo en tus redes sociales.

Tienes preguntas o necesitas más información?

No dudes en llamarnos al +52 (55) 4149 8791 (en la Ciudad de México)