El empleado que quiere todo jefe

Como empleado, debes comprender que tener una mala relación con un jefe puede ser un obstáculo no sólo para tu desarrollo profesional, sino también para lograr un agradable ambiente laboral.

Como menciona el portal Forbes, mantener una buena relación no tiene que ver con ser el perro faldero de tu jefe, sino con ser capaz de poner en marcha estas recomendaciones que, según un grupo de expertos, son la clave para impresionar a tu jefe.

Cumplir con tus tareas de manera eficiente y profesional

Todo comienza con cumplir de buena manera con tus funciones. Si eres capaz de concretar tus tareas de forma profesional y eficiente serás un dolor de cabeza menos para tu jefe, quien no deberá destinar su atención a corroborar que tu desempeño sea el esperado. Mantener esta conducta en el tiempo será el primer gran paso para conquistar la empatía de tu jefe.

Conocer algunos detalles para comenzar a relacionarte

Poder entenderte de buena manera con él dependerá en gran medida de tener en claro tanto lo que él prefiere como lo que él espera de ti. Por ello, ni bien tengas la oportunidad marca una reunión para conocer por qué medios prefiere comunicarse, cada cuanto espera recibir reportes, si gusta de realizar reuniones laborales, entre otros detalles relevantes.

Demostrar que eres un trabajador honesto y dedicado

La dedicación y la honestidad son dos de las cualidades que cualquier jefe valora en sus trabajadores. Por ello, ante cualquier problema no caigas en el error de hablar mal de tu jefe en los pasillos; por el contrario, solicita una reunión privada para con respeto explicarle lo que sucede e intentar encontrar una solución a esa dificultad.

Tener iniciativa y estar dispuesto a asumir nuevos desafíos

Los profesionales dispuestos a asumir nuevos desafíos que además de hacer crecer a la compañía, le permitan agregar valor a su carrera profesional, son una alegría para cualquier jefe. Así que de tener una idea o iniciativa no dudes en hacérsela saber a tu superior, aunque siempre debes cuidar de no sobrecargarte de trabajo.

Ante la aparición de problemas intenta hallar una solución

Ante la aparición de un problema no esperes que llegue tu jefe para solucionarlo, sino que intenta hallar por ti mismo la salida. Otra recomendación importante es no caer en la queja; ningún jefe quiere tener que lidiar con un problema y con empleados negativos, así que en lugar de eso aporta sugerencias o alternativas para diseñar una solución.

APSICAT
Somos tu alternativa.
+52 (55) 4149 8791
contacto {arroba} apsicat.com

Te gusta este contenido?

Compartelo en tus redes sociales.

Tienes preguntas o necesitas más información?

No dudes en llamarnos al +52 (55) 4149 8791 (en la Ciudad de México)