Motivos para cambiar de empleo

La vida laboral, como cualquier esfera de nuestra existencia, tiene ciclos que van de su crecimiento a su muerte. Y como en las demás, es necesario reconocer cuando va en debacle para renovarla.

La siguiente es una lista de situaciones que indican el fin de tu ciclo laboral actual

  • No te pagan

Una de las razones más importantes, por mucho que nos cueste reconocerlo –especialmente en una entrevista de trabajo– es recibir un sueldo mensual que nos garantice nuestra estabilidad personal. Y, sobre todo, que llegue a tiempo para pagar las facturas. Esto se puede extender también a la seguridad que proporciona la empresa respecto a tu futuro personal: si por tiempo que pase, sigues sin saber si el mes que viene seguirás trabajando en el mismo lugar, quizá sea hora de poner fin a dicha incertidumbre.

  • Tu trabajo te aburre

Igual que recibir el dinero suficiente para sobrevivir es vital, cuando la única motivación presente es la económica quizá sea momento de cambiar de aires. En especial porque puede ser el primer paso de un proceso que derive en algo más peligroso, cuando ya sea demasiado tarde para cambiar de dirección.

  • Ya se han ido otros

Aunque ya se sabe que son las ratas las que primero abandonan el barco, que mucha gente comience a abandonar la empresa puede indicar, entre otras cosas, que algo marcha mal y quizá no nos hayamos enterado.

  • No te aprecian

Carecer en absoluto de feedback positivo puede indicar dos cosas: en primer lugar que, efectivamente, no estás haciendo lo que se demanda de ti. En segundo lugar, que sí estás realizando lo que se te pide, pero tus superiores no lo valoran. En ese caso, es poco probable que de la noche a la mañana los jefes comiencen a hacerlo si no puedes dar más de ti. A veces no es nada personal; simplemente ocurre con todos los trabajadores de la empresa. En ocasiones, esto se debe ala reputación que una persona arrastra en su vida laboral, y que es muy difícil sacudirse de encima, por lo que a veces es necesario hacer borrón y cuenta nueva y empezar de nuevo desde cero.

  • No te aprovechan

Todo trabajo debería implicar un cierto reto hacia el empleado, puesto que es una de las mejores maneras de mantenerse alerta y motivado. La mecanización del trabajo a lo largo del tiempo, que provoca que no tengamos que plantearnos nuevas estrategias o metas, conduce al aburrimiento, y este, al desencanto. Que en ocasiones (especialmente los lunes), puede ser útil, pero no cuando nos quedan décadas por delante en el mismo puesto de trabajo.

  • Ya te fuiste

En un estudio publicado en el Journal of Applied Psychology, sus autores, varios profesores de la Cornell University, la Pennsylvania State University y la Universidad de Texas señalan que el abandono mental de la organización suele preceder al físico, es decir, que la falta de conexión con el entorno suele ser el paso inmediatamente anterior a la salida definitiva de la compañía. Un proceso irreversible que muchas veces se alarga y que conviene identificar cuanto antes para no perder nuestro preciado tiempo en algo que ya está terminado.


APSICAT
Somos tu alternativa.
+52 (55) 4149 8791
contacto {arroba} apsicat.com

Te gusta este contenido?

Compartelo en tus redes sociales.

Tienes preguntas o necesitas más información?

No dudes en llamarnos al +52 (55) 4149 8791 (en la Ciudad de México)